El Ragdoll, en español “muñeca de trapo” posee una característica muy particular, es capaz de relajarse cuando se le coje en brazos. Su belleza y carácter les hace únicos.   

De tamaño mediano-grande y cuerpo musculoso, oscilando los machos entre 5-9 kg y las hembras entre 3-5 kg. Suelen tener un carácteristico “michelín” en el vientre, que no es indicativo de sobrepeso. Su desarrollo es lento no alcanzando la plena madurez hasta los 3-4 años.

Durante este tiempo el gato primero creze a lo largo y luego se ensancha. Su manto va oscureciendo poco a poco a lo largo de los años y durante el mismo año también tiene variaciones de color y largura, siendo el invierno la época durante la cuál tienen más pelo y éste es más oscuro.     

El pelaje es semilargo, denso, sedoso y muy suave, su textura es muy parecida a la del pelo del conejo, no suele hacer nudos y con un cepillado una o dos veces semanales suele ser suficiente para tenerlo en perfectas condiciones. En épocas de muda (primavera-otoño) suele ser necesario un cepillado más exhaustivo acompañado de pasta de malta para prevenir la formación de bolas de pelo.

En ejemplares castrados esta muda es menos abundante. Presenta una zona con más pelo en el cuello, denominada collar, su cola también es densa y posee mechones de pelo característicos entre los dedos de las patas y en las orejas.    

Son gatos muy dóciles, les encanta perseguirte por toda la casa, de carácter amable, confiado y tranquilo. No suelen presentar ningún problema para convivir con niños u otros animales.     

Un gato sin duda que no dejará indiferente a nadie, te enamorará para toda la vida!!!