Nuestro objetivo es dedicarnos a la cría responsable de ragdolls que además de ajustarse lo más posible al estándar de su raza, tengan un excelente carácter y gozen de buena salud.     
Nuestros gatos de cría están testados de FIV, FeLV, HCM (ecocardiograma y ADN) y PKD (ecografía y ADN), con todas sus vacunas y desparasitaciones al día.     
Los gatitos son un miembro más de nuestra familia, conviven con nosotros en todas las dependencias de la casa. Atendemos a las gatas durante el parto y los gatitos tienen contacto continuo con nosotros desde su nacimiento.  No abandonan el criadero hastas las 13-14 semanas (alargándose un poco más en el caso de las hembras), tiempo durante el cuál han recibido una socialización por parte de su madre y hermanos que es muy importante para el futuro de nuestro nuevo gatito. Separar a un gatito de su madre y hermanos antes de esta edad, hace que ,muy posiblemente, tengamos en el futuro un gato adulto con problemas de comportamiento ( mal uso del arenero y rascador, comportamientos alimentarios inadecuados, agresividad, miedo, inseguridad, etc). Al cabo de estas 13- 14 semanas el gato ha recibido sus dosis de desparasitación interna, ha sido vacunado y revacunado (vacuna trivalente), está castrado, perfectamente sociabilizado y son lo suficientemente maduros para emprender su nueva vida junto con su nueva familia.     
Nos gusta mantener el contacto con los propietarios de nuestros gatitos, es por ello que estaremos encantados de recibir noticias, aventuras, fotos, etc de los gatitos, estando siempre disponibles para cualquier duda o consulta que pueda surgir.