ALIMENTACIÓN

La alimentación es una de nuestras prioridades en el día a día. Fundamentalmente se divide en alimentación seca, a través de piensos de alta gama y comida húmeda, mediante latas con ingredientes de alta calidad.
El pienso debe estar disponible las 24 horas del día y ser consumido a placer por el gato, salvo casos de sobrepeso en los que haya que controlar las raciones. Solemos decantarnos por los piensos de alta gama con bajo porcentaje en cereales dónde los principales ingredientes provengan de fuentes proteicas. Importante también elegir un pienso adecuado al estado fisiólogico de cada gato (gatitos en crecimiento, adultos, gatas preñadas/lactantes, gatos mayores o con alguna patología,etc).
En cuanto a la comida húmeda, puede ser utilizada como un complemento a su alimentación diaria. Marcas como Almo Nature, Cosma, Porta 21, Applaws, Royal Canin,  etc tienen gran variedad de sabores, de buena calidad y suelen ser bien aceptadas por los gatos. Tener en cuenta que si se llega a alimentar al gato únicamente con comida húmeda esta debe ser alimento completo, no complementario, para que le aporte todas las vitaminas y minerales que necesita.
En ocasiones, se les puede dar pollo o pescado hervido sin espinas cocido y sin sal. Algunos gatos aprecian mucho este tipo de alimentos.De vez en cuando se les puede dar algún premio o golosina, hay muchos tipos en el mercado aunque a ellos les gustan especialmente los productos liofilizados de pollo, atún, etc, les vuelven locos!
Muy importante también es el agua. Debe estar disponible, al igual que el pienso, las 24 horas del día, conveniente en recipientes grandes, y cambiada diariamente. Les encantan las fuentes, fomentan la ingesta y el agua se mantiene en movimiento, fresca y depurada.Los comederos y bebederos deben de estar separados para evitar la contaminación entre ellos y éstos alejados de las zonas de evacuación (arenero). Les hay de diferentes materiales (cerámica, metal, plástico). Recomendamos los de cerámica o metal ya que los de plástico pueden llegar a provocar acné felino.

ARENERO

Les hay cubiertos y descubiertos, la preferencia por uno u otro dependerá de los gustos del gato y del dueño. Elegir un arenero lo suficientemente amplio para el gato, tener en cuenta que nuestro gatito se convertirá en un gato de tamaño grande y deberá tener suficiente sitio en el arenero para sentirse cómodo.

Se deberá colocar en un sitio tranquilo que no sea muy transitado en la casa y alejado de la comida del gato.

La arena que recomendamos es la de tipo aglomerante de fibras vegetales, una arena natural, ecológica y biodegradable que se puede desechar por el inodoro.

CUIDADO DEL PELO

 

El pelo del Ragdoll suele ser muy fácil de mantener, tiene una textura algodonosa y similar al pelo del conejo que hace que su mantenimiento no sea muy costoso. Basta con cepillarlo 2-3 veces por semana para que se mantenga en perfecto estado. Con éstos cepillados habituales conseguiremos evitar la formación de nudos y retirar el pelo muerto de nuestro gatito.     

 

Los peines recomendados son las cardas y los peines de púas metálicas. Deberemos acostumbrar al gatito desde bien pequeño al uso de éstos objetos y conseguir que el peinado sea una situación relajante y placentera para nuestro minino.     

 

En cuanto al baño, sería recomendable hacerlo al menos dos veces al año, coincidiendo con las épocas de muda (primavera-verano) para retirar la máxima cantidad de pelo muerto posible. Los Ragdolls suelen tolerar bastante bien el momento del baño y secado, aunque tendremos que tomarnos nuestro tiempo y no estresarnos si el animal se pone nervioso.     

Es importante acostumbrar al ruido del secador y al aire de éste antes de iniciar el baño ya que es el momento que menos suele gustar. Semanas o días antes del baño, le enseñaremos a nuestro gatito el secador sin encenderle, luego con el baño cerrado y el gato fuera podemos encender el secador para que se vaya acostumbrando al ruido y luego poco a poco irle acercándole para que sienta más de cerca el ruido y el aire. Es un momento que debemos tomarnos con calma para evitar que el baño se convierta en una situación estresante y negativa para el gato. Nos deberemos asegurar que quede bien sequito, sobre todo en épocas más frías, para evitar posibles resfriados. Secarle muy bien antes del secador con una toalla de microfibra resulta muy útil. Si se nos hiciera muy difícil el secado con el secador podemos meterle en un trasportin y dejar un calefactor cerca para que se vaya secando poco a poco.

CUIDADO DE OÍDOS, OJOS Y UÑAS

Se debe controlar periódicamente el estado de los oídos, ojos, dientes, etc.      

Es normal que se acumule un poco de cera y suciedad en los oídos de nuestro gato. Para ello limpiarlo con una gasa humedecida en suero, una toallita húmeda o con productos específicos para la limpieza de éstos.      

Los ojos no deben de tener excesivas legañas, secreciones o rojeces. Consultar al veterinario ante cualquier signo.      

Las uñas se deben de cortar cada 2-3 semanas con un cortaúñas especial para animales. También uno de humano es muy útil. Desde que tienen un mes han sido acostumbrados a esta tarea asi que no suele ser una situación desagradable para el gato. Cuidadosamente cortaremos las uñas teniendo especial precaución de no llegar al vaso sanguíneo. El corte se deberá de hacer transversalmente hacia la parte superior de la uña.

RASCADORES

De vital importancia es ofrecerle a nuestro gato un lugar dónde pueda afilarse las uñas y a su vez, descansar.      

Les encantan los rascadores tipo árbol, altos, con varias camitas, hamacas y sitios dónde poder dormir. Y si se puede colocar al lado de una ventana el gato pasará horas y horas fisgando todo lo que ocurre en la calle.       Podemos encontrar muchos tipos, pequeños, grandes, hasta el techo, postes rascadores, de cartón, barriles, alfombras rascadores, etc. Preferibles los que se pueden desenfundar, facilitan su limpieza ya que las camitas y hamacas se puede meter directamente a la lavadora.